Teléfonos chinos. ¿Valen la pena?

Siempre me ha gustado la tecnología, y en la parte de teléfonos no es una excepción. He tenido varios, desde ese mítico StarTac que tenía las letras verdes (y no podías almacenar direcciones, solo 10 números) hasta ahora un flamante Samsung Galaxy S3 (a mi juicio, el mejor teléfono del mundo a la fecha).

Por supuesto, en mi andar he tenido algunos teléfonos chinos, casi siempre termino vendiéndolos por algún motivo, pero el parteaguas que los caracteriza ahora es el sistema operativo. Hubo un antes de Android y un después.

Los primeros teléfonos chinos que tuve en mis manos traían algún tipo de sistema operativo cerrado, como hasta hace algunos años solo había de ese tipo... sistemas operativos limitados, pero rápidos. Palm fue una de las empresas que cambió el mundo de los teléfonos con sus Smartphones y algunas empresas a las que les licenciaba el sistema operativo, como es el caso de algunos Sony y Kyocera. Después llegó la era de Apple con su iOS y redefinió el mundo de la telefonía, hoy en día no se concibe un smartphone sin iOS o sin Android (mención y temas aparte merece Blackberry).

Continuando con lo de los teléfonos chinos, el último que tuve tengo en mis manos fue Chinote. Es un teléfono de 5 pulgadas de pantalla con sistema operativo Ice Cream Sandwich, uno de los sistemas más recientes de Google. Debo decir que quedé gratamente sorprendido con la velocidad y fluidez que se maneja, la integración del sistema operativo al hardware es impresionante, muy meritorio lo que hicieron los chinos con este y los teléfonos que se vienen.

Ya no es el clásico dispositivo al cual le adaptan el sistema y funciona a medias, no. Este realmente funciona bien, sin ser espectacular, cumple con sus objetivos. También debo decir que estuve en busca de un teléfono de buenas dimensiones, aún recuerdo los ladrillos y luego el «empequeñecimiento» de los móviles hasta ser de tamaño ridículo, pero claro, a la moda. Buscaba un teléfono grande porque tengo dedos grandes y me sentía incómodo con casi todos los que he utlizado, sobre todo los táctiles, donde no hay una superficie que separe una tecla de otra.

Y allí estaba, ese teléfono chino me abrió un mundo de posibilidades, me sentía tan encerrado en iOS (iPhone 4) que me aburrió. Android es pues, un sistema operativo que tiene mucho futuro, probablemente y si las cosas siguen como ahora, dominará el mercado totalmente.

El punto es... ¿vale la pena un teléfono chino?

SI.

Siempre y cuando se elija bien, los precios pueden andar entre 2 y 4 mil pesos, que son la mitad o la tercera parte de los teléfonos de gama alta y que sin embargo, ofrecen buen rendimiento. El cuidado es como con cualquiera, claro que si se nos cae no hay dispositivo que salga indemne, aunque algunas marcas presuman de ello.

NO.

Siempre los materiales serán de baja calidad, es una de las cosas que los caracteriza, aunque como repito, en últimos meses están saliendo serios competidores a los teléfonos de marca. Por otra parte, hay que creer la mitad de las características con las que se anuncian, muchas veces no es culpa del vendedor pues así vienen las especificaciones de caja, pero casi siempre tienen la mitad de lo que dicen.

Un día, China dominará también los mercados mundiales, si no ha sido así es porque no lo dejan.

+ fotos

Almacenado en teléfono chino, Smartphones

por Jorge Martínez Mauricio :)

¿Algo que comentar?


Suscríbete por correo electrónico, recibirás los nuevos escritos antes que nadie y es gratis 😊

Relacionadas

    blog / fotos / archivo

    Fotografías de

    Teléfonos chinos. ¿Valen la pena?

    tar.mx es un blog sobre fotografía, tecnología y otras chunches