Escribir y vaciar el alma...

Alguna vez, hace un buen de años, en la época de oro del gallinero, ciertas personas me retaron a escribir un relato corto. En aquel entonces, era algo específico y casi en modo de juego. Durante un tiempo intenté hacerlo, sin mucho éxito, porque sinceramente no me inspiraba para escribirlo.

Para ser honesta, varios años antes habia coqueteado con la idea de crear algo, una historia, no sé, siempre me hizo eco eso de "planta un árbol, escribe un libro, ten un hijo¨... lo primero lo había hecho, lo último aún no xq eran mis años de soltería y lo del libro se me venía de vez en cuando a la mente. Pero, no progresaba mucho que digamos. 

Después, cuando publicaba aquí casi a diario, hubo una etapa donde comencé a medio hilar ideas y lograr algunos post un tanto “poemezcos” que volvieron a despertar en mí esa cosquillita de la escritura.

Lo dejé de nuevo por un montón de años, y de repente, aquellas mismas personas que me retaron, lo volvieron a hacer jajajaja y caí redondita. Y así nació la primera historia.

Les gustó tanto que me animaron a seguir y escribí 3 o 4 más. Y entonces, en medio de mil y un cosas, descubrí que la escritura era un desahogo y que de mis momentos más oscuros salían letras, palabras, líneas que me gustaban,  que eran diferentes a lo que había tratado de lograr prácticamente una década atrás. Eran más sinceras, más reales, más mías en verdad. 

Dí rienda suelta a mi mente y aprovechaba cualquier oportunidad para apuntar lo que sea que me viniera a la cabeza en el momento y después construir algo con más forma.

14 escritos... Catorce, entre historias y "poemas" (lo pongo entre comillas porque no me atrevo a llamarlos plenamente así todavía). 

Catorce veces en las que vacié mi alma y pensamiento en palabras.

Muy pocas personas las han leído. No me atrevo a que vean la luz del día en pleno porque sería exponer por completo mis emociones, y no me siento lista para eso. Aún no.

De hecho, si algún día tomaravaloe para presentarselos al mundo, estoy completamente segura que no sería bajo mi nombre, sino protegida bajo un pseudónimo. Es que, no sé si me gustaría que cualquiera supiera lo que he llegado a sentir, o imaginar... Los miedos que he sentido, las cosas que me han hecho feliz... no sé, es demasiado personal y soy demasiado transparente en lo que escribo, creo yo.

Tenía ya un tiempo sin que surgiera nada nuevo... y justo ayer, volví a volcarme a las palabras...

Quién sabe, quizá resulte algo inesperado, y si no fuera así, al menos encontré una manera de sacar tantos sentimientos y transformarlos en algo bello.


Escrito en QroMe siento Pensativa.
Escuchando: Wonderwall - Oasis


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!