3unic3

Kairos*...

Me tomaste de la mano mientras me levantaba, me envolviste en tu mirada y me pediste que no me fuera.

Siempre dices que el tiempo juntos no es suficiente.

Y tienes razón.

Nunca lo es.

 

Constantemente tenemos ganas de más; más horas, más besos, más caricias, más de nosotros.

Más de tus manos descubriendo caminos en mi cuerpo, más de mis labios recorriendo tu piel sin parar, más de esas miradas, de esa complicidad; más suspiros y gemidos que acompañan el momento en el que nos hacemos uno, y que reafirman sin duda alguna que soy tuya, y eres mío.

¡Ojalá pudieramos detener el reloj mientras estamos juntos! Que los minutos dejaran de correr desde el instante en el que estamos solos, para poder dar rienda suelta a nuestro delirio, a saciar nuestras ganas del otro; a entrelazar nuestros cuerpos y almas hasta terminar con la respiración agitada, el cabello revuelto y esa chispa de vida que brilla en nuestros ojos al vivir nuestro secreto una vez más. Si esas horas quedaran estáticas, no quedarían palabras por decir, ni música por escuchar, ni calma que brindar, y a la vez, siempre habría más para dar.

Por eso me pides que me quede, porque tú también deseas que el tiempo sea infinito; porque para nosotros es una maldición tener que escondernos del mundo, tener que huir por momentos, limitados por el tiempo. ¡Yo que más quisiera que tener el reloj que rige al universo en mis manos! Detendría por un poco la vida de afuera, y me dedicaría a llenarme de ti en mente y cuerpo.

Pero no es posible, al menos no por hoy. Nuestro Kairos ha terminado y debo romper el hechizo que nos rodea y volver al mundo real; a ese que no espera por nadie, ni siquiera por ti y por mí.

Mis manos acomodan mi ropa, cubriendo la desnudez que está reseravada sólo para tus ojos. Sonríes quitándome el aliento, me dices que no puedes esperar para volver a verme, y respondo que yo tampoco, porque es verdad.

Te quedas en la cama mientras atravieso la puerta. Miro al cielo, las nubes pasan lentamente. Soñar no cuesta nada, asi que no pierdas la esperanza de que un día lo logremos, que podamos romper con las leyes del tiempo y que sea suficiente para lo que quisieramos hacer. Tal vez cariño, tal vez algún día.

 

*KAIROS: el momento adecuado, el momento oportuno


Escrito en InspirationNation
Escuchando: Howling at the Moon - D Fine Us, Vigz

Reacciones


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!