1

A la una sale de la tumba la calavera taciturna y emprende su viaje a la ciudad en busca de fortuna.

Le gustan muchos los disfraces y no repara en abordar por cada viaje un distinto personaje.

Banquero, ama de casa, agricultor, periodista, reportero, escultor, cantante, modelo, zapatero, profesor…

La calavera taciturna se levanta del cementerio cercano y se pone la vida de cualquiera, la tuya y la mía y vuelve a su lugar, cansada, al terminar la faena, a reposar el  esqueleto que nos hace a todos iguales.



Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!