De madrugada

Nos enfilamos sobre Insurgentes, la gran ciudad nos resguarda con sus luces y sus avenidas encobija a este par de mortales. Llegamos a nuestro destino, vino, cocaina y dos pares de pies desnudos entran a la habitación, Viaducto es testigo de esta noche fría y cautivadora, miradas, fotografías, besos, bromas, reímos sin sentido alguno, la madrugada se ha apoderado de nuestros cuerpos y la noche cobra dos víctimas, nuestros cuerpos se entrelazan en fluidos. Nuevamente Michelle have presencia. La gran ciudad es nuestro único testigo, Uber es nuestro carruaje, después de algunos tequilas y cervezas el libido es quien ahora reina en este espacio de 4x4. La ropa y el lugar no importa. Solo soy yo y su respiración, solo soy yo y la inmensidad de la noche en esta gran ciudad. Gracias, después de 10 años, nada ha cambiado.


Escrito en CDMX
Escuchando: La ley & Ely Guerra-El Duelo


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!