La muerte chiquita.

Que si aprieto las piernas para venirme, tenías la duda, la respuesta es sí, hace poco descubrí que teniendo la suficiente estimulación visual ni siquiera necesito dedearme, solo basta con apretarlas y sentir en su esplendor el orgasmo, han sido de mis mejores venidas, aún no sé si fue por la sorpresa al saber que podía lograr algo así o porque descubrí la forma de venirme discretamente en el trabajo.


Me siento nice.
Escuchando: Podcast- háblame sucio.


Debe estar identificado para ver los comentarios o dejar uno.

Entrar a Ymipollo

¿ping? ¡pong! Ymipollo © ¿ping? ¡pong 1!